Testimonios de Ex Alumnos

Julene Landáburu, estudiante de 6to semestre

“Mi nombre es Julene Landáburu, actualmente estoy en sexto semestre de Relaciones Internacionales en el ITAM. Durante mi quinto semestre de la carrera fui seleccionada como una de las cuatro Delegadas Juveniles que se integraron a la delegación de México para participar en el 70 Período de Sesiones de la Asamblea General de la ONU.

La convocatoria fue lanzada por la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Instituto Mexicano para la Juventud. El proceso de selección se basó principalmente en dos etapas: la primera conformada por ciertos documentos personales, un ensayo, un vídeo y una carta de motivos en inglés, y la segunda consistió en una entrevista con los miembros del Comité de Selección.

Antes de realizar nuestro viaje a Nueva York diversos funcionarios públicos nos impartieron una capacitación de tres días para prepararnos para la experiencia que viviríamos en la sede de Naciones Unidas. A lo largo de nuestra estancia de tres semanas tuvimos la oportunidad, entre otras cosas, de estrechar la mano del Secretario General, Ban Ki-Moon. De igual forma, pudimos dirigirnos al foro de la Tercera Comisión de la Asamblea General, familiarizarnos con los trabajos que se realizan en la Misión Permanente de México y participar en varias actividades y eventos paralelos con los Delegados Juveniles de otros países del mundo, los cuales se enfocaron principalmente en los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

La experiencia no terminó al partir de vuelta a casa. A nuestro regreso hemos procurado mantener contacto con las dos dependencias convocantes para traer nuestra experiencia a suelo mexicano y traducir todo lo que aprendimos en acciones concretas que beneficien a nuestra sociedad.”

 

Inés Echeagaray, ex alumna de Relaciones Internacionales

Mi nombre es Inés Echeagaray, actualmente trabajo en Union Pacific, el ferrocarril de carga más grande del mundo, en las oficinas que tiene en la Ciudad de México. Dentro de esta empresa ocupo el puesto de analista.

Por una parte,  mi trabajo consiste en el análisis macroeconómico, político y social de México, así como de los nuevos mercados, reformas legislativas y políticas públicas que se dan en el país y sus comparaciones con Estados Unidos. Por otra parte, mi puesto también tiene la responsabilidad de preparar todo el material que necesite el presidente de la empresa en México como presentaciones para diversos foros, tanto públicos como internos, material para presentarse ante el Board of Directors en Estados Unidos y demás información del más alto nivel para la compañía. La oficina de México además tiene la ventaja de que, aunque es parte de una organización enorme, aproximadamente 45,000 empleados, es una oficina pequeña por lo que se puede tener mucho contacto con la gente que forma parte de la misma.

 

Alberto Leal, ex alumno de Relaciones Internacionales y Administración

Trabajo en la Tesorería de Cargill. Esta es una empresa líder global en  procesamiento, comercialización  y distribución de productos agrícolas e industriales, además de contar con servicios financieros. En particular, la Tesorería de la empresa participa estratégicamente en ofrecer a sus Unidades de Negocio diversos commodities y a sus clientes agrícolas, energéticos e industriales de todo el mundo, soluciones y coberturas de riesgos.

El ser egresado de las licenciaturas de Relaciones Internacionales y Administración, ha ayudado mucho a mi desempeño en la compañía. Por un lado, gracias al enfoque financiero dentro de la carrera de Administración participo en la valuación y ejecución de los productos financieros y conozco la naturaleza del mercado. Por otro lado, lo que aprendí en la carrera de Relaciones Internacionales me ha permitido tener un mejor entendimiento de las variables nacionales y regionales que llegan a afectar los indicadores económicos, los que a su vez impactan en el mercado de divisas. Por ejemplo, para elegir las estrategias más adecuadas, es indispensable conocer el efecto que tienen sobre el mercado financiero ciertos factores internacionales como: los procesos políticos de otros países; los cambios de gobierno; el comportamiento de organismos internacionales (tales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional); las tendencias económicas regionales (como la crisis económica de la zona euro), etc.

Los corporativos de Cargill en los distintos países implementan estrategias de negocio de acuerdo a las circunstancias nacionales de cada país. Los países que conforman la geografía de Cargill tienen necesidades diferentes que demandan soluciones distintas. Difícilmente las políticas globales de una compañía pueden permear y aplicar perfectamente en toda su geografía, por lo que es necesario que se adecúen a las leyes y normas de cada país. A su vez, los tratados de comercio internacional no pueden pasar desapercibidos y es una tarea de Cargill estar dando seguimiento permanente a sus modificaciones y actualizaciones. Mi faceta de internacionalista me permite comprender todo esto con facilidad.

En fin, mis conocimientos en Relaciones Internacionales y Administración se complementan y están vinculados en el día a día de mis actividades en la Tesorería de Cargill.

 

Javier Antonio Maupomé, ex alumno de Relaciones Internacionales

Mi nombre es Javier Antonio Maupomé López Aguado soy Miembro del Servicio Exterior Mexicano desde marzo de 2010 y me desempeño actualmente como Cónsul de Protección y Asuntos Jurídicos en el Consulado General de México en Denver.

El ITAM, además de haber sido una gran etapa de mi vida, ha resultado una herramienta fundamental para mi desarrollo profesional. Desde el haberme proporcionado los conocimientos históricos, analíticos e, incluso, gramaticales, para poder aprobar el examen de ingreso al SEM, hasta el haber desarrollado mi capacidad de análisis a partir de una base multidisciplinaria, misma que me permite, hoy en día, evaluar situaciones de vulnerabilidad, a fin de poder hacer converger las circunstancias en pos del bien del desprotegido, del vulnerable y, en la medida de lo posible, acompañar su dolor con la certeza del conocimiento.

Por otro lado, no sobra decir lo útiles que son, en una Representación como en la que me encuentro, los conocimientos enfocados a la relación México-EUA y al estudio a fondo de la historia y proceso político del vecino país del Norte, mismos que adquirí, de manera específica, en tres distintos cursos en el ITAM. De igual forma, las demás áreas de estudio de nuestra carrera dotan a los egresados de una capacidad de entendimiento preciso de todas las regiones del mundo.

Sin embargo, el ITAM no sólo es una fuente de conocimiento, sino es un espacio para el debate, la discusión, para entender al ser humano en su entorno y las razones que lo llevan a haber construido las instituciones que hoy en día existen. Es un espacio para debatir los problemas que aquejan a nuestro país y buscar soluciones a los mismos. Para que con la guía de nuestros profesores podamos encaminar nuestros impulsos académicos y, en su momento, profesionales. El ITAM es pues el espacio donde entendí mejor al México que hoy tengo el orgullo y privilegio de representar.
 

Eugenio Gómez Chico, ex  alumno de Relaciones Internacionales y Derecho

Trabajo en la Suprema Corte de Justicia en la Subdirección General de Asuntos Internacionales. Hoy, a punto de terminar, puedo decir que aceptar el reto de estudiar Relaciones Internacionales y Derecho en el ITAM fue una de las mejores decisiones de mi vida profesional. Estudiar Derecho te da una estructura maravillosa. Te ayuda a entender procesos políticos y sociales desde su orden más básico. Te da herramientas de argumentación y fomenta tu creatividad para resolver situaciones problemáticas. Sin embargo, el derecho es muy localista y algo rígido. Es ahí donde entra la carrera de Relaciones Internacionales. Si algo puedo decir que te da estudiar RI es la capacidad de comprender situaciones que te son ajenas. Desarrollas una verdadera capacidad de análisis e investigación en las ciencias sociales que te permite establecer relaciones entre sucesos y temas que, como abogado, quizá te sería más difícil delinear. Pero sobre todo te permite darte cuenta que existen un sinfín de formas distintas de ver un mismo suceso, y para lograr que una negociación o relación humana se desarrolle con éxito es vital comprender el punto de vista de la contraparte.